Coming Up

Espanol

Print
RSS

Claves del Partido Contra los Saints

Posted Sep 30, 2013

Los Dolphins tratarán de mejorar su marca a 4-0 por primera vez desde 1996. He aquí las claves del partido contra los invictos New Orleans Saints.


El itinerario para arrancar la temporada no ha sido facil para los Miami Dolphins, quienes están en el medio de una serie de cuatro duelos contra equipos que poseen excelentes quarterbacks - Andrew Luck, Matt Ryan, Drew Brees y Joe Flacco - y tres de los primeros cuatro juegos fuera de casa. No obstante, los Dolphins estan en una posicion para continuar el invicto, aunque contra un dificil rival en los New Orleans Saints. He aquí las claves del partido para que los Dolphins regresen a casa con marca de 4-0.

  1. Proteger a Ryan Tannehill: El quarterback de segundo año ha sido derribado detrás de la línea de impacto 14 veces para una pérdida total de 80 yardas en los primeros tres partidos del 2013. En el 2012, las defensas contrarias lograron 4 sacks para 31 yardas de pérdidas en los primeros tres partidos de la temporada y no fue hasta la Semana 8 que los Dolphins concedieron su décimo-cuarto sack de la temporada. Aunque la línea ofensiva tiene que mejorar en sus bloqueos, no todos los sacks han sido su culpa. Tannehill pudiera hacer una mejor labor de soltar la bola más rápidamente o salir corriendo cuando llega la presión y los runningbacks de Miami tienen que mejorar en su protección al quarterback.
  2. Correr el Balón efectivamente: Miami está promediando 70.3 yardas por la tierra en los primeros tres juegos del 2013, bueno para el penúltimo puesto en los rankings de la Conferencia Americana y número 28 de 32 en la NFL. Lamar Miller ha sido el más efectivo de los dos corredores, sumando 134 yardas en 32 acarreos para un promedio de 4.2 yardas por avance, mientras que Daniel Thomas tiene 65 yardas avanzadas en 21 acarreos para un promedio bajito de 3.1 yardas por oportunidad. Claro, Thomas recibe más oportunidades dentro de la yarda 10, lo cual limita ligeramente la posibilidad de tener un promedio más alto. Joe Philbin nos recordó este lunes que cada jugada cuenta y aunque tiene toda la razón, si le quitamos la carrera de 49 yardas contra los Falcons este pasado domingo, el promedio de Miller bajaría a 2.7 yardas por acarreo, menos que el promedio de Thomas. Si los Dolphins correr con más consistencia contra los Saints, serviría de arma de doble filo porque no solo estarían moviendo las cadenas, pero también estarían manteniendo a Drew Brees y su ofensiva fuera del juego, observando desde su banca.
  3. Contener a Jimmy Graham: Suena más fácil de lo que verdaderamente es. Es casi imposible parar a Graham por completo – ha liderado a los Saints en pases capturados en las últimas dos temporadas y este año lidera al equipo una vez más. La defensa de los Dolphins tendrá que emplear una doble marcación contra Graham, utilizando a uno de los safeties para que ayude a los linebackers en su cobertura del atlético tight end. Los Saints hacen un buen trabajo de mover a Graham en sus formaciones para evitar que siempre este alineado en el mismo lugar, porque de lo contrario, la defensa puede enfocarse en ocuparlo con defensores para engranar en un bloqueo y así limitar su avance hacia el backfield defensivo. El año pasado, los Saints terminaron clasificados número dos en la NFL anotando touchdowns en la zona roja y fue principalmente por Graham. Por lo tanto, no sería sorpresa si Kevin Coyle utiliza al novato Dion Jordan para marcar a Graham cuando los Saints se acerquen a la yarda 20.
  4. Presionar a Drew Brees: Otra tarea que suena mucho más fácil de lo que realmente es, aunque Brees ha sido derribado para 10 sacks en el 2013. La ofensiva de los Saints tiene muchas jugadas diseñadas con solo tres o cinco pasos hacia atrás para que Brees pueda soltar la bola rápidamente. Darren Sproles el runningback que también es utilizado como un receptor le pone mucha presión a la defensa porque si lo apuesta todo atacando a Brees con cinco o más atacadores, los Saints pueden contrarrestarlo con pases de pantallas al runningback con manos seguras. Si le dan demasiado tiempo a Brees para pararse firme en el bolsillo hasta que encuentre el receptor abierto, será una noche larga y tendida para los Dolphins.
  5. Jugar con disciplina: Este será el primer partido de Monday Night Football para Ryan Tannehill y muchos de los Miami Dolphins. El Mercedes-Benz Superdome es uno de los sitios más estrepitosos y ruidosos de toda la liga, excepto tal vez, Seattle. Nunca olvidaremos el primer partido que jugaron los Saints en el domo en el 2006, después de regresar de la ausencia en el 2005 debido a los daños que sufrió el edificio tras el huracán Katrina. El público fue un gran factor en ese partido contra los rivales de su división, los Atlanta Falcons; y aunque no se compara con esa noche, luego de la suspensión de su entrenador en jefe, Sean Payton, por toda la campaña 2012, la fanaticada de los Saints estará lista para festejar un lunes por la noche con toda la atención del país fijada en su equipo. La ofensiva de Miami tendrá que mantener su disciplina con el conteo del snap para evitar perder yardas con false starts, inicios prematuros. Jonathan Martin y Tyson Clabo tendrán que estar en la misma página con Mike Pouncey para arrancar a tiempo y poder proteger a Tannehill al mismo tiempo.