Coming Up

Espanol

Print
RSS

Cohen: Mantener piezas importantes es tan crucial como agregar piezas

Posted Mar 8, 2013

Echando un vistazo más de cerca al tackle defensivo Randy Starks, al receptor abierto Brian Hartline y al quarterback Matt Moore y lo que significa que los tres estén de regreso la próxima temporada.


Estos son pasos sólidos. Pasos importantes. Indicaciones innegables que los Dolphins tienen un plan de ataque claramente definido mientras que este periodo fuera de temporada se desenvuelve. Y mantener un núcleo importante intacto ciertamente es parte de ese plan.

Primero mantener al liniero defensivo Randy Starks, luego asegurando al receptor abierto Brian Hartline en un contrato largo, y luego recontratando al quarterback Matt Moore, además de sacarlos del mercado como agentes libres, todos fueron movimientos inteligentes y prudentes.

En cuanto a Starks, asegura que uno de los componentes más valiosos en una buena defensiva permanecerá en su lugar. Starks es un muchacho quien hace jugadas en una variedad de formas y quien también brinda un sentido real de liderazgo.

En cuanto a Hartline, es inteligente porque los Dolphins vieron de primera mano la temporada pasada de lo que es capaz de hacer en esta ofensiva orquestada por Joe Philbin y por el entendimiento que desarrolló rápidamente con el quarterback Ryan Tannehill. Miren los números. Éste es un jugador que viene de una de las mejores temporadas que ha tenido un receptor de los Dolphins y existen todas las razones de esperar más de lo mismo.

En cuanto a Moore, es inteligente porque los Dolphins entienden su valor como un quarterback quien puede entrar y liderar esta ofensiva, un quarterback quien se siente realmente cómodo con estos entrenadores y jugadores.

Tres jugadores importantes. Tres bloques de construcción. Tres pendientes que el gerente general puede tachar de su lista de “por hacer”.

Démosle crédito a Jeff Ireland por estas firmas. Tienen sentido. Estos jugadores son las respuestas mucho más que las preguntas.

Los Dolphins serán los primeros en decirte que esto es sólo el comienzo, que con las municiones financieras que tiene disponibles el equipo en la agencia libre, con cinco selecciones en las tres primeras rondas del draft de abril, que este periodo fuera de temporada pudiera tener varios momentos de definición. Pero entendamos esto: La firma de Hartline y Moore y la habilidad de mantener a Starks son importantes por varias razones.

Estos son jugadores que están en el mejor momento de sus carreras, jugadores que, simple y sencillamente, quieres mantener en tu roster.

Movimientos inteligentes. Dinero inteligente. Un bello comienzo.

El hecho de que Hartline jugó tan bien la temporada pasada – 74 atrapadas para 1,083 yardas – como el mejor receptor en una ofensiva carente de poder significativo te habla de su potencial una vez que entren en la conversación algunas mejoras adicionales durante los próximos meses.

Siempre he creído que mientras Hartline tiene varios de los atributos que se necesitan para ser un receptor No. 1, tendrá mayor exposición una vez que los Dolphins lo rodeen con más amenazas de jugada grande. Un receptor que estire el campo. Un tight end de alto impacto. Quizá otra amenaza de larga distancia como corredor. Éstas son las tan publicitadas prioridades ofensivas – poder de fuerza, como lo llama Ireland – de este equipo rumbo a la agencia libre y al draft.

Deja ir a Hartline y los huecos se hacen más profundos. Deja firmar a Moore en otra parte y hay un hueco en la posición de quarterback. Deja a Starks probar el mercado libre y ¿quién va a reemplazarlo en la línea defensiva? Fírmalos como lo hicieron y eso hace los objetivos de este periodo fuera de temporada más fáciles de alcanzar.

Y con Hartline ahora involucrado en años por venir, con la agencia libre eliminada de su radar, los Dolphins han asegurado tener sus dos mejores receptores – Hartline y Davone Bess – de vuelta en el equipo la próxima temporada.

No reduce la necesidad de nuevas estrellas, pero sí ofrece una medida de continuidad que puede probar ser invaluable en el edificio de este equipo de fútbol americano.

Lo que logró Hartline la temporada pasada no debe ser menospreciado. Enfrentando la atención total de cada defensiva, frecuentemente viendo doble cobertura, Hartline dejó atrás un campo de entrenamiento plagado de lesiones para tener una campaña que fue definida por atrapadas importantes y momentos que definieron partidos. Su partido que implantó un récord en Arizona fue uno que no se olvidará pronto. Algunas de sus atrapadas acrobáticas todavía nos dejan atónitos.

Él es consistente. Él es fuerte. Él es inteligente. Y justo cuando piensas que no tiene otra velocidad, sorprenderá a algún defensor con una aceleración que frecuentemente le da unos cuantos pasos que necesita para hacer una atrapada importante. No, no estamos hablando acerca de uno de los pocos receptores élite en esta liga. Hartline será el primero en decirte eso.

Pero no todos pueden ser Calvin Johnson o Larry Fitzgerald. Sin embargo, lo que claramente es Hartline, es un receptor de primer nivel con las herramientas físicas para ser una parte significativa de esta ofensiva durante un largo tiempo. No subestimemos eso. Hubiéramos visto lo que vale Hartline si los Dolphins le hubieran dejado ir. Mis fuentes alrededor de la liga me dicen que no menos de seis equipos se hubiera postulado por sus servicios. No quieres dejar ir a un jugador de este tipo, ciertamente no cuando estás intentando agregar más jugadores como él.

“Aquí es donde quiero estar”, dijo Hartline a principio de esta semana.

Y aquí es donde permanecerá, una selección de cuarta ronda quien en cuatro temporadas ha atrapado 183 pases para casi 3,000 yardas, promediando 15 yardas por atrapada. Éste es el tipo de jugador que claramente quieres para comenzar a construir a su alrededor, un jugador quien se adapta al sistema, quien trabaja bien con el quarterback joven y quien muy bien pudiera tener sus mejores temporadas por delante.

Lo mismo se puede decir de Matt Moore. ¿Cómo puedes medir el impacto que ha tenido en Tannehill? ¿Cómo no puedes admirar su actitud desinteresada, la forma que trata su trabajo, la eficiencia que demuestra cuando se le requiere? Miremos alrededor de la liga. ¿Cuántos equipos tienen un grupo de quarterbacks como éste? La lista es una muy corta.

¿Hacia dónde se dirige Ireland a partir de aquí? No tenemos mucho que esperar. Con la agencia libre iniciando el martes, con tantos rumores por ahí, con esas cinco selecciones en las tres primeras rondas esperando a finales de abril, los Dolphins se encuentran en excelente posición en hacer este periodo fuera de temporada uno impactante.

Mantener a Starks, Hartline y Moore fue una bella forma de comenzar, una indicación innegable que el núcleo importante de este equipo de fútbol americano permanecerá intacto.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access