Coming Up

Espanol

Print
RSS

Conociendo a los Coaches: Jeff Nixon

Posted Feb 15, 2013

Miami tiene a 22 entrenadores, sin contar al Jefe, Joe Philbin y cada uno tiene algo valioso que trae consigo para el bien del equipo. Jeff Nixon se sentó con Dolphins.com para contarnos como llegó a este punto en su carrera.


¿Qué estilo de jugador fuiste?

“Duro, fuerte. No tenía velocidad excepcional, ni agilidad o rapidez sobresaliente, pero era confiable. Esa sería la mejor palabra para describir mi estilo. Jugué un poco de tailback y fullback en West Virginia y Penn State. Cuando me ponían a jugar, hacia lo suficiente para seguir recibiendo oportunidades y tuve la oportunidad de jugar con excelentes runningbacks en mi carrera colegial”.

¿Cuál fue tu momento más destacado y porque?

“Mi mejor momento fue mi primer año. Siendo un freshmen puro, me dieron la oportunidad de jugar contra West Virginia. No perdimos ni un juego toda la temporada y tuvimos la oportunidad de jugar por el Campeonato Nacional. Nuestro record fue 11-0, jugamos contra Florida en el Sugar Bowl y lamentablemente perdimos. Si hubiésemos ganado, hubiésemos sido los campeones nacionales, sin embargo, fue un año especial. Fui el único freshman que jugó de mi grupo y fue un equipo especial. Tuvimos muchas victorias impresionantes”.

¿Cómo te ayudo la experiencia como jugador en tu carrera de entrenador?

“La experiencia ayuda y fue afortunado que tuve a dos grandes entrenadores de runningbacks en Larry Holt y en aquel entonces, Fran Gannon, quien fue entrenador en Penn State por muchos años. Me enseñaron mucho y también aprendí bastante jugando la posición – que hacer, que no hacer. Pienso que los muchachos hoy día me respetan porque entiendo lo que están atravesando. Podemos relacionar con la materia en el terreno y las reuniones”.

Cuéntanos sobre la lección que aprendiste de tu mamá cuando te obligo seguir trabajando en el supermercado.

“Trabajaba en un supermercado por cuatro años y fui afortunado que tenía una madre y un padre que me educaron sobre el valor del trabajo duro. Cuando cumplí los 15 años, trabajé y trabajé, y cuando regresaba de estudiar en la universidad durante los veranos, iba a trabajar porque me encantaba a la gente con quien laboraba. Jugaba un partido de football escolar el viernes en la noche y me levantaba temprano el sábado para trabajar. Me enseño el valor de trabajar duro y me ayuda en la actualidad”.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access