On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

El Scouting Combine: Una Experiencia Valiosa

Posted Feb 20, 2013

No todos, reciben una invitación al Scouting Combine de la NFL que se efectúa cada año antes del Draft. A pesar de lo difícil y pesado que es para cada atleta, es una experiencia que no se perderían por nada en el mundo.


Imagínese si cada año, los mejores estudiantes graduados como médicos tuviesen que convocar en un solo lugar, donde todos los hospitales del país estuviesen presentes para entrevistarlos, examinarlos física y mentalmente, sin parar por cuatro días seguidos.

Duele la cabeza de solo pensarlo.

Pues así se sentirán, al final de este fin de semana, los mejores atletas elegibles para el NFL Draft de este próximo abril. Cada año, la NFL invita a los mejores prospectos a Indianapolis – la casa de la NCAA – para el NFL Scouting Combine.

Con casi dos meses antes del Draft, todos los equipos envían a una delegación que incluye al gerente general, entrenador en jefe, entrenadores, doctores, psicólogos, e investigadores para descubrir todo lo que puedan de cada atleta que le interesa.

Dependiendo en la posición que uno juega, le exigen que se sometan a ciertas pruebas o ensayos físicos. Por ejemplo, todos tiene que realizar la carrera de 40 yardas – el barómetro que se utiliza para medir cuán rápido corre un jugador.

Para que tengan una idea, Reggie Bush, el runningback agente libre, y el Dolphins más veloz de la temporada 2012, corre las 40 yardas en 4.33 segundos.

Casi un promedio de 10 yardas por segundo. ¡Asombroso!

La carrera de 40 yardas no es tan importante para un liniero, sin embargo, la cantidad de planchas realizadas con 325 libras de peso en la barra si lo es.

Para un quarterback uno de los preferidos es el examen psicológico llamado Wonderlic, que es diseñado para medir la habilidad de aprender y lidiar con situaciones críticas.

Con el Scouting Combine del 2013 a punto de comenzar este fin de semana, aprovechamos la oportunidad para que algunos Dolphins reflexionen sobre su experiencia en Indianapolis.

“Tienes que disfrutarlo. Son cuatro días frenéticos sin dormir mucho. Te trasladan de un lugar a otro, como hacen con las vacas. Es un momento estresante. Todos los atletas están tratando de rendir al máximo en cada situación, ya sean las entrevistas, o las pruebas físicas y mentales, en cada aspecto del evento. Uno trata de impresionar a los busca talentos para convencer a los equipos para que te seleccionen, por eso, a pesar de todo el estrés, hay que relajarse y dar el mejor esfuerzo en todo. No puedes estresarte mucho, porque al fin, lo que ocurre es lo que se suponía que ocurriera”. Ryan Tannehill, quien fue elegido por los Dolphins en la octava posición del NFL Draft del 2012, procedente de Texas A&M

“Estas ocupado todo el tiempo. Conste, fue divertido estar en el terreno con los chicos que supuestamente son los mejores del football colegial. Esa parte fue entretenida, pero las reuniones y los exámenes te agotan la energía”. Derrick Shelby, quien firmó como agente libre no reclutado una semana después del NFL Draft del 2012

“Tiene sus pros y contras. Con tan solo estar presente, de das cuenta que eres uno de los mejores jugadores del momento. También pienso que es un poco extenuante, especialmente después del segundo día. Hay bastante trabajo, numerosas reuniones, y mucho que hacer. No me gustó tanto. Me parece que le dan demasiada importancia a ciertos elementos, como la carrera de 40 yardas”. Charles Clay, elegido en la sexta ronda del NFL Draft del 2011, procedente de Tulsa

“Practique en dos posiciones, defensive end y linebacker. Fue una locura. Me reuní con unos 12 equipos y como si no fuera suficiente, en el día de la salud, tienes que visitar a todos los doctores. Es abrumador, con toda la materia que te dan para aprender, sin embargo, hay que aprovechar la oportunidad para que te conozcan y sepan de tus habilidades”. Koa Misi, quien fue elegido en la segunda ronda del NFL Draft del 2010

“Fue una buena experiencia. No anticipé ser invitado al combine porque solamente jugué un año en la línea defensiva en el college, pero me dio la oportunidad de conocer a gente nueva. Estuve nervioso. Lidiamos con muchas cosas en los tres días estuvimos allí. Tanto que hacer. Los nervios me afectaron. ¿Cómo ejecuté? ¿Cómo hable frente a los coaches? Fue algo desesperante”. Paul Soliai, escogido en la cuarta vuelta del NFL Draft del 2007, procedente de Utah

“No me gustó el combine, en realidad. Fueron unos días largos, pero respecto a los ensayos, eran ensayos que uno practica todos los días. Me sentía cómodo con los ensayos por posición, sin embargo, las reuniones largas, despertarnos temprano para entonces acostarnos a dormir a las 10 u 11 de la noche, no me gustó. El proceso de las entrevistas fue fácil. Me sentí confortable hablando, pues básicamente estás hablando de football solamente. Me siento cómodo hablar de football en cualquier momento, y de vez en cuando te preguntaban sobre tu vida personal, familia y amistades. No me molestaron las entrevistas. Lo disfruté todo”. Richard Marshall, seleccionado en la segunda ronda del NFL Draft del 2006 por los Carolina Panthers y firmó con los Dolphins vía agencia libre el pasado marzo.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access