Coming Up

Espanol

Print
RSS

Felicitaciones Especiales Para los Equipos Especiales

Posted Sep 20, 2012

El juego de pateo otra vez jugó un papel clave en la victoria sobre Oakland.

Hubo muchos momentos destacados en la victoria 35-13 de los Dolphins contra Oakland en el juego inaugural en casa el domingo pasado.

Ustedes tuvieron las dos corridas de touchdown espectaculares de Reggie Bush, el primer pase de TD en la NFL de Ryan Tannehill, otra actuación dominante por parte de la defensiva contra la corrida y también el primer balón recuperado de la temporada con la intercepción de Reshad Jones en el último cuarto.

Lo que no recibió mucha atención, pero realmente no debería dejarse pasar de largo fue el trabajo de los equipos especiales – particularmente en la primera mitad.

Incluso pudiera argumentarse que la razón más grande por la cual los Dolphins estuvieron en posición de superar a los Raiders en la segunda mitad fue por los equipos especiales.

¿Un periodo? Quizá, pero sólo recuerden que los Dolphins permitieron a Carson Palmer y a la ofensiva de Oakland 263 yardas en los dos primeros cuartos y no provocaron ninguna pérdida de balón.

A pesar de ello los Dolphins perdían sólo 10-7. Esperarían que un equipo con ese tipo de yardaje sin perder un balón tuviera muchos más puntos que sólo 10.

Pero los Raiders tuvieron sólo un touchdown y un gol de campo por la simple razón que tuvieron que avanzar un largo camino para ponerse en posición de anotar en cada ocasión que tuvieron el balón durante la primera mitad.

Aquí está la evidencia: las seis primeras series de Oakland en la primera mitad comenzaron en su yarda 16, 8, 7, 14, 18 y 12.

A esto se le llama ganar el partido con los equipos especiales. No, los Dolphins no tuvieron una larga devolución en este partido similar al regreso de despeje de Marcus Thigpen para touchdown en el juego inaugural en Houston, pero tan sólo fue impresionante el desempeño en el juego de pateo, sino es que mejor.

De hecho, ganar la posición de campo fue la razón por la cual los Dolphins controlaron el partido en Houston hasta la cascada de entregas de balón en el segundo cuarto.

En ese partido, Houston inició sus tres primeras series en su propia yarda 10, 5 y 13.

El crédito para ese buen trabajo debería ser repartido entre todos los 11 muchachos en el equipo de despeje, comenzando por el pateador de despeje Brandon Fields. Después que tuvo una temporada calibre Pro Bowl en 2011, los Dolphins recompensaron a Fields con una extensión de contrato este verano y él no ha hecho otra cosa distinta a seguir produciendo.

Aunque él tuvo un despeje que le gustaría tener de regreso – una línea de 50 yardas que fue devuelta 47 yardas – Fields tuvo otro buen día contra Oakland con un promedio bruto de 53.2 yardas y un promedio neto de 43.5 (un neto de 40 es considerado excelente).

Incluso Fields recibió algo de ayuda en el departamento de despeje, ya que Dan Carpenter hizo un despeje “pooch” desde la formación de gol de campo después de que los Dolphins se alinearon para un gol de campo de 56 yardas. El despeje de 29 yardas de Carpenter fue terminado en la 8 de Oakland, ayudando a contribuir en la ventaja de la posición de campo que los Dolphins disfrutaron durante la primera mitad.

La importancia de los equipos especiales – más allá de largas devoluciones – no debería ser olvidada con los New York Jets viniendo a la ciudad este fin de semana.

Tan sólo tenemos que ir dos años atrás para encontrar un partido en esta serie en que los Dolphins ganaron principalmente en la fortaleza de su juego de pateo.

La defensiva de Miami tuvo seis capturas y recuperó dos balones en ese partido de la Semana 14 en 2010, pero una enorme razón que los Dolphins fueron capaces de vencer a los Jets 10-6 fue un día fenomenal de Fields, quien promedió 56.4 yardas con un neto de 49.6.

El entrenador de equipos especiales de los Jets Mike Westhoff, un asistente de los Dolphins de hace mucho tiempo, dijo en el programa de radio de Joe Rose el miércoles por la mañana que ningún equipo en la liga tiene una mejor “batería” en equipos especiales – el trío del pateador de despeje, el pateador de lugar y el centro-largo – que la trifecta de Miami integrada por Fields, Carpenter y John Denney.

No es coincidencia que los Dolphins han mantenido los mismos tres desde que Carpenter llegó como un novato agente libre en 2008 y que el último par de campos de entrenamiento los Dolphins ni siquiera se han molestado en traer a alguien para desafiarlos.

Esos tres no van a estar en muchos encabezados – al menos que Carpenter conecte un gol de campo para ganar un partido o conecte una patada de, digamos, 55 yardas o algo así – pero los Dolphins tienen la comodidad de saber que siempre pueden contar con ellos.

En algunos casos, incluso ellos pueden ayudarles a llevarse un partido o ayudarles a permanecer en un partido para regresar más tarde. Ocurrió el domingo, ocurrirá otra vez.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access