On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Los Dolphins Pierden Un Partido Divisional Crucial Ante Los Bills 19-14

Posted Nov 15, 2012

Oportunidades desperdiciadas costaron caro al final.


ORCHARD PARK, N.Y. – En otro caso de una reacción demasiado tarde, los Miami Dolphins cayeron al final en gira ante los Buffalo Bills 19-14.

Tomó casi tres cuartos para que el quarterback novato Ryan Tannehill y el resto de la ofensiva encontrara un ritmo, y para ese momento Miami estaba perdiendo por 12 puntos en los confines de un ruidoso Ralph Wilson Stadium. El pase de 2 yardas de touchdown de Tannehill con 8:42 por jugarse selló una serie anotadora de 9 jugadas y 81 yardas y preparó un final dramático.

Pero dos desafortunadas intercepciones lanzadas por Tannehill, la última a manos de Bryan Scott de Buffalo con menos de un minuto por jugarse, hizo que los Dolphins cayeran a 4-6 en la temporada con su tercera derrota consecutiva.

“Parecía como que no podíamos hacer una jugada al principio y no tuvimos nada de consistencia en el juego por tierra”, dijo el Head Coach de los Dolphins Joe Philbin, quien está en su primer año en el empleo. “Le dijimos a nuestros muchachos en el vestidor que mucha gente no pensaba que teníamos una oportunidad de ganar este partido y no comenzó de la forma que queríamos que iniciara. Tuvimos nuestras oportunidades de sacarlo al final pero no hicimos eso y tenemos que encontrar una forma de lograrlo porque vamos a estar en muchos juegos cerrados en lo que resta de la temporada”.

La línea ofensiva de Miami tuvo sus manos ocupadas con los Bills la mayor parte de la noche y los corredores Reggie Bush, Daniel Thomas y Jorvorskie Lane pasaron un rato complicado encontrando los huecos. Esto ha sido algo que ha tenido cierto peso en las cabezas de Jake Long, Mike Pouncey y el resto de los linieros durante los últimos cuatro o cinco juegos después de un inicio de temporada sólido.

Mientras avanzaba la segunda mitad, Thomas y Bush se las agenciaron para lograr unos cuantos acarreos de doble-dígitos y Tannehill comenzó a encontrar a Bess, Brian Hartline y Rishard Matthews profundo en el campo. El punto principal que Long quería hacer llegar posteriormente era que todavía hay bastante por luchar en la ofensiva y en todo el equipo.

“Tenemos que darle la vuelta. El momento es ahora y tenemos que hacerlo pero no pongo en tela de juicio el corazón de este equipo”, comentó. “No estoy preocupado de que vamos a darnos por vencidos. Venimos a trabajar duro todos los días y tan sólo no se ha ido de nuestro lado las últimas semanas pero vamos a seguir trabajando. Tomó demasiado encontrar nuestro ritmo y necesitábamos que estuviera en marcha mucho antes”.

Y del lado defensivo del balón, Miami sí pudo mantener a Buffalo fuera de la zona final con la excepción de la devolución de despeje de McKelvin, forzando a los Bills a depender en cuatro goles de campo de Rian Lindell. Pero también hubo algunas intercepciones, fumbles recuperados y capturas desperdiciados que evitaron un mejor resultado.

El linebacker Kevin Burnett, uno de los veteranos en esa unidad, se quedó sin palabras después del partido porque estaba frustrado.

“Éste fue uno donde tienes que hacer una jugada cuando no hay jugada por hacerse”, dijo. “Tienes que encontrar una forma de salir con un robo de balón, encontrar una forma de salir con una intercepción y encontrar una forma de poner el balón en el suelo. Las oportunidades estuvieron ahí y no estábamos tan lejos pero en este partido estar cerca no lo recorta”.

Ahora los Dolphins tienen 10 días para superar esta derrota y prepararse para los Seattle Seahawks en Sun Life Stadium el 25 de noviembre.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access