Coming Up

Espanol

Print
RSS

Los Dolphins Van Por Su Cuarto Triunfo Consecutivo

Posted Nov 3, 2012

Miami llega a Indianapolis con la confianza de ganar 10 de sus últimos 16 partidos.


Todo lo que podamos citar de la rivalidad entre Dolphins y Colts es historia, y por cierto parece una historia muy antigua. Este domingo Miami visita a Indianapolis en un partido de equipos con marca de 4-3 que puede tener implicaciones para los playoffs.

Será el partido 71 en la historia entre estas dos franquicias, pero para muchos jugadores de estos Dolphins será realmente el primero.

No importa otra cosa que el tiempo presente. Los Colts están empezando desde ceros otra vez con varios novatos y uno que otro veterano mientras que los Dolphins es uno de los cuadros más jóvenes de la liga, pero ya está en la etapa de segundo o tercer año de muchos de sus estrellas.

Hay algunas semejanzas de los Colts con Miami. Principalmente que ambos tienen un quarterback novato en los controles.

Por Indy está Andrew Luck, la primera selección global del Draft colegial de abril pasado, quien llega a los Colts con todas las cartas credenciales como para ser el futuro ídolo. Lo ha hecho bien hasta el momento, aunque tiene ocho pases de anotación por ocho interceptados. Pero eso no ha afectado a su liderazgo y a que el equipo marche con marca positiva ante la sorpresa de los medios nacionales.

Miami tiene a Ryan Tannehill, la octava selección global, egresado de los Aggies de la Universidad de Texas A&M, quien se ha visto con una gran personalidad en el campo de juego, en el huddle, en el vestidor y en los entrenamientos. El problema es que Tannehill se lesionó la pierna izquierda (rodilla y cuádriceps) el domingo pasado y ha visto poca actividad en las prácticas de la semana, así que es probable que no juegue ante los Colts.

Pero de darse este enfrentamiento, sería el primero entre estos dos novatos y el segundo para Luck contra otro pasador de primer año. Ya derrotó a Brandon Weeden de Cleveland anteriormente.

Miami no ve mucho problema si el Head Coach Joe Philbin decide no meter a Tannehill o si el quarterback no se siente bien para participar, ya que cuentan con Matt Moore, el Jugador Más Valioso del equipo en 2011, quien cerró la campaña con marca de 6-3 y quien tuvo un buen desempeño ante los Jets la semana anterior.

La última vez que estos equipos se vieron las caras ocurrió en 2009. Miami movió el balón a placer por tierra, controló el tiempo de posesión con más de 45 minutos, Chad Pennington estaba en los controles, pero Manning estuvo afinado y con unos cuantos minutos destrozó a la defensiva de los Dolphins y los Colts salieron victoriosos de Miami 27-23.

Ésta será la primera ocasión que los Dolphins jugarán en el Lucas Oil Field en un partido de temporada regular, inmueble donde se realizó el Super Bowl XLVI en febrero pasado.

Aquí quiero enfatizar que los Dolphins han ganado cinco de los últimos seis encuentros a los Colts en Indianapolis (todos ellos en el RCA Dome) y que en la serie histórica tienen ventaja 44-24 y también han salido triunfadores de los dos enfrentamientos de postemporada: la Final de la AFC en 1971 que ganó Miami 20-14 a los Baltimore Colts y el Juego de Primera Ronda en 2000 con triunfo de los Dolphins 23-17 en tiempo extra sobre Indianapolis con una impresionante actuación de Lamar Smith que superó las 200 yardas corriendo esa tarde en Sun Life Stadium.

Para este partido, la clave a la ofensiva será explotar el ataque terrestre con Reggie Bush, Daniel Thomas y el novato Lamar Miller, incluso con algunos acarreos de corto yardaje por parte del fullback Jovorskie Lane, ya que la defensiva contra la corrida de Indianapolis es la sexta más mala de la liga al permitir 137.4 yardas por juego. Y por supuesto, que la línea ofensiva imponga condiciones, especialmente en situaciones de pase, al controlar a los veteranos alas defensivas Robert Mathis y Dwight Freeney, quienes tampoco están al 100 por ciento por algunas lesiones.

La defensiva tiene que presionar muy fuerte a Luck para que no tenga tiempo de encontrar al veterano Reggie Wayne, quien está teniendo una gran campaña, y los Dolphins tienen que hacerlo sólo con los cuatro frontales: cualquiera de las alas defensivas Jared Odrick, Olivier Vernon y Cameron Wake y por el interior los tackles defensivos Randy Starks y Paul Soliai. Los Colts no corren bien con el balón y Miami es la segunda mejor defensiva deteniendo el juego por tierra (82.0 yardas por cotejo) y tercera mejor en puntos recibidos (18.0 por partido).

Aunque Indy tiene quizá al mejor pateador en años recientes, Adam Vinatieri, en términos generales Miami se ha visto dominante en equipos especiales. La semana pasada ante Jets Jimmy Wilson bloqueó un despeje para un touchdown de Vernon, luego el mismo Vernon bloqueó un intento de gol de campo, Brandon Fields estuvo pegando despejes impresionantes y Dan Carpenter conectó sus tres goles de campo.

Miami luce como un equipo más completo, en mejor momento, con mayor química, más joven y con profundidad. Estará buscando su cuatro triunfo consecutivo y aprovecho para mencionar que los Dolphins están 10-6 en sus últimos 16 encuentros, y que esa marca hubiera sido muy buena para meterse a los playoffs en 2011 por encima de Cincinnati, Houston y Denver, y hasta de los campeones Gigantes.

Nada más para darle un valor real a lo que han logrado los Dolphins. Y más nos duelen esas dos derrotas en tiempo extra ante Jets y Arizona que tienen un sabor de que se pudieron ganar.

Quizá los medios de comunicación a nivel nacional estén comenzando a darse cuenta de esto y principalmente de la labor en el terreno de juego, y por eso tantos reconocimientos esta campaña a diferentes jugadores. Los dos más recientes a Cameron Wake (Defensivo del Mes de Octubre de la AFC) y Olivier Vernon (Mejor de Equipos Especiales de la Semana en la AFC).

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access