On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Memorias del Draft: Bokamper y Little

Posted Apr 22, 2014

A pocas semanas del NFL Draft 2014, Dolphins.com/espanol rememora con algunos de sus jugadores retirados favoritos de los Miami Dolphins acerca de sus experiencias del día del draft.


Hoy, platicamos con el linebacker Kim Bokamper, reclutado en la primera ronda (No. 19 global) del NFL Draft de 1976, proveniente de San Jose State, y el guardia Larry Little, que no fue reclutado, proveniente de Bethune-Cookman.

¿Qué resaltó más de tu experiencia del Día del Draft?

Kim Bokamper: “Mi experiencia el día del draft, me parece que fue diferente a lo que la gente piensa. No teníamos a ESPN, no había cobertura de radio y uno no sabía a donde te iban a reclutar. Básicamente teníamos que esperar a recibir una llamada telefónica. Lo más memorable que me ocurrió el día del draft fue que recibí una llamada por teléfono como a tres horas luego del comienzo del draft. Recogí el teléfono y alguien me dice, ¿‘Este es Kim Bokamper’? Yo contesté, ‘Si’. Respondió, ‘Este es Paul Brown de los Cincinnati Bengals. Yo dije, ‘Bueno, me siento extático por ser un miembro de los Cincinnati Bengals’. Y de pronto escucho a un tipo decir, ‘Te cogí’. Fue un amigo mío bromeando conmigo, así que al rato, como a 20 minutos recibo una llamada de los Miami Dolphins y le pregunté dos veces, ¿‘Estas seguro que este es Don Shula’’? Quería estar seguro que no me engañaran otra vez”.

Larry Little: “Recuerdo haber estado en el dormitorio en Bethune-Cookman cuando estaba en el colegio. No dejaba que nadie se acercara del teléfono en el pasillo porque estaba esperando esa llamada que nunca llegó. No podía comer. No podía dormir y luego recuerdo que un muchacho de los Baltimore Colts me contactó para ver si me gustaría firmar con los Baltimore Colts como agente libre. Y le pregunté qué tipo de bono estaría recibiendo y dijo, ‘Bueno, nosotros no le damos bonos a los agentes libres’. Luego los San Diego Chargers me llamaron y querían darme un bono de $750 dólares así que enseguida acepté ese bono de $750 dólares. Tenía mucha ansiedad de antemano esperando ser reclutado pero no lo fui. Los Rams dijeron que me iría en las primeras 10 rondas y Houston me llamó y dijo que me iría en la ronda 10 o en la 11 pero nunca me llamaron. Nunca olvidaré ese scout de los Rams que me llamó. Lo vi varios años después y pensé, ‘Chico, se equivocó en ésa’”.

¿Qué hiciste personalmente en preparación para el draft para mejorar tu posición, respecto a entrenamientos especiales, etc.?

Bokamper: “Bueno, una vez más, era considerablemente diferente ya que no existía el Combine y el año que me tocó fue cuando trataron de eliminar al draft. El draft se suponía que fuese en abril y no creo que fue efectuado hasta mayo y nunca se sabía cuándo ejecutarían el draft. Era una pendiente disputa legal y por lo tanto, uno tenía que mantenerse en forma, pero para mí, la preparación para el draft fue hacer entrenamientos de pruebas para distintos equipos. Yo recibía llamadas de la oficina de los entrenadores de mi universidad y me decían, ‘Tenemos a dos personas aquí esta tarde y quieren que hagas un entrenamiento de prueba’, así que yo lo hacía. El día siguiente hacia lo mismo para dos otros. Era bastante diferente a como es hoy día. Digamos que para mí, todos los días era un Pro Day”.

Little: “Ni siquiera teníamos un salón de pesas en Bethune-Cookman así que ni siquiera levanté pesas en ese momento. Tan sólo entrené por mi cuenta”.

¿Hubo algo en tus entrevistas con prospectivos entrenadores antes del draft que resaltó?

Bokamper: “No. Lo único que resaltó para mí y todos los demás que tenían una buena oportunidad de ser reclutado fue que todos pensábamos que seriamos reclutados por los Dallas Cowboys, porque ellos te enviaban una carta diaria, calcomanías y otros artículos. Todos pensaban que serían reclutados por los Dallas Cowboys y muy pocos fueron, incluyendo a mí mismo”.

Little: “No había Combine entonces y ni siquiera me entrevisté con algún equipo porque ellos no hacían eso en aquel entonces”.

¿Qué consejos les darías a los jugadores de la clase del draft de este año?

Bokamper: “Mi consejo seria, no pienses que solo porque fuiste reclutado, ya sea en la primera ronda o la séptima, que tienes un trabajo y una posición en el equipo. Tienes que ganártelo”.

Little: “Hay muchos chicos que llegan a un equipo como agentes libres así que si no eres reclutado, todavía hay esperanza para ti y tan sólo sigue trabajando duro y confía en que puedes jugar este deporte. Eso es lo que hice. Cuando fui a San Diego me llevé todo lo que poseía porque no planeaba regresar a casa. Sentí que era suficientemente bueno para quedarme en un equipo de football si recibía la oportunidad. Si obtienes esa oportunidad saca lo mejor de ella”.