Coming Up

Espanol

Print
RSS

Memorias del Draft: Madison y Nathan

Posted Apr 24, 2014

A pocas semanas del NFL Draft 2014, Dolphins.com/espanol rememora con algunos de tus jugadores retirados de los Miami Dolphins acerca de sus experiencias respecto al día del draft.


Hoy, platicamos con el running back Tony Nathan, seleccionado en la tercera ronda (No. 61 global) del NFL Draft de 1979 proveniente de Alabama, y el cornerback Sam Madison, reclutado en la segunda ronda (No. 44 global) del NFL Draft de 1997 proveniente de Louisville.

¿Qué recuerdas más de tu experiencia del Día del Draft?

Tony Nathan: “La única cosa que realmente recuerdo, fue que ellos me dijeron que yo sería reclutado en la primera ronda y resulté siendo elegido en la tercera. Eso fue lo que realmente recuerdo”.

Sam Madison: “Lo que recuerdo más que nada es que uno nunca sabe lo que puede suceder el Día del Draft. Durante la semana y media completa antes del evento, hablé con dos equipos. Hablé mucho con Pittsburgh y los Philadelphia Eagles. No hablé, ni una vez, con los Miami Dolphins y eventualmente, tuve a Jimmy Johnson por teléfono y me convierto en un Miami Dolphin”.

¿Qué hiciste personalmente en preparación para el draft para mejorar tu posición, referente a entrenamientos especiales, etc.?

Nathan: “Los campamentos de entrenamientos especiales que existen hoy día no existían cuando yo pasé por el proceso, por lo tanto, uno tenía que entrenar por su propia cuenta con los entrenadores de football y fuerza que teníamos en la universidad. Eso fue básicamente todo lo que hacíamos. No teníamos a lugares donde uno puede asistir al campamento y trabajar con entrenadores de velocidad y otras disciplinas. Solamente hacíamos lo que podíamos”.

Madison: “Saliendo de Louisville, no habían tantos prospectos de renombre siendo elegidos antes de uno. Unos par de años, anteriormente, tuvimos a Ray Buchanan, así que yo solo me enfoqué en la carrera de 40 yardas y trabajé en mi press de banca y esas cosas. Yo sabía que podía hacer un buen papel en la carrera shuttle y esos tipos de ejercicios, era rápido y todo salvo la carrera de 40 yardas era mi preocupación principal. Me presenté y ejecuté bastante bien en el Combine, pero aun ejecuté mejor cuando me presente a mi Pro Day”.

¿Hubo algo de tus entrevistas con prospectivos entrenadores antes del draft que resaltó?

Nathan: “Yo no fui al Combine porque sufrí una contusión de cadera en el partido de Bowl. En aquel momento los equipos te invitaban a un entrenamiento de prueba en sus instalaciones aunque ya no es tan común. Creo que la mayoría de los entrenamientos de prueba se realizan en las universidades, por lo tanto, es un mundo completamente distinto ahora comparado a cuando yo salí del football colegial. Nada de las entrevistas realmente resaltó”.

Madison: “Durante mi último año colegial (año de senior), Ron Cooper, él era un tipo con una mentalidad defensiva y no teníamos a tantos recibidores, así que durante la temporada entera, yo fui uno de los jugadores más versátiles porque podía jugar ofensiva y defensiva, con la oportunidad de capturar pases con la ofensiva. Por lo tanto, muchos scouts y entrenadores me preguntaban, ¿‘Estarías dispuesto a jugar recibidor’? Yo les contestaba, ‘No. Yo no voy a jugar ofensiva. Déjame ser un defensive back’. Así que esa fue una de las preguntas que los scouts y entrenadores me hacían frecuentemente, pero yo sabía que yo era un defensive back. Como siempre dice, O.J. McDuffie, los defensive backs son trasladados a la defensiva porque no pueden atrapar la bola”.

¿Por dónde andabas el Día del Draft?

Nathan: “Yo estaba en mi apartamento en Tuscaloosa (Alabama). Los dos muchachos con los cuales yo andaba a menudo, Marty Lyons y Barry Krauss, ellos fueron reclutados en la primera ronda. Ellos se fueron el primer día y me estuvieron llamando y bromeando con migo todo aquel primer día. Eventualmente fui escogido al segundo día y les conteste, ‘Que zopenco, ustedes. Perros’”.

Madison: “Yo estuve en Atlanta en casa de mi hermano. Yo tuve a mucha familia y amistades con migo porque era el fin de semana de mis cumpleaños, así que fue un gran regalo de cumpleaños en 1997”.

¿Cómo celebraste ser reclutado?

Nathan: “Yo estaba feliz como una lombriz cuando anunciaron mi nombre y vi a mi nombre. Me llamaron – Chuck Conner – y me dijo que los Miami Dolphins me habían reclutado y yo conteste, ‘Gracias’. Por lo menos no tuve que esperar hasta la última selección. Pero yo no salí a festejar porque aún no tenía dinero, así que pasamos el rato donde estaba”.
Madison: “Sinceramente, estaba pasando el rato con mis amigos. Conociendo de Jimmy Johnson, y sabiendo que estaría yendo a Miami para jugar para él, no quería hacer nada muy loco o alborotado para evitar complicar mi situación. Por lo tanto, disfruté el momento, quería regresar a Louisville para visitar a los coaches y al equipo antes de partir hacia Miami. Es totalmente diferente hoy día porque la semana después del draft tienes que asistir al minicampamento, así que tienes que estar preparado para jugar inmediatamente”.

¿Describe la sensación de saber que ibas a ser instruido por Don Shula?

Nathan: “Cuando me enteré que sería él, pensé, ‘Esto será interesante, pasando de Coach (Bear) Bryant a Don Shula’. Dos leyendas y sabía que me iban a exigir el todo físicamente. Yo estaba acostumbrado a eso ya siendo de Alabama, porque en Alabama, tienes que trabajar duro. También pensé de la Temporada Perfecta y ¿cómo se puede rebasar ese logró? No puedes. Pudimos jugar en dos Super Bowls pero no ganamos. De todas formas, fuimos y representamos”.

¿Qué consejo le darías a las selecciones del draft de este año?

Madison: “Tantos muchachos piensan que tan pronto son reclutados que ya llegaron a la gloria. Hay tanto más trabajo por delante, así que con todo el trabajo duro que han realizado para llegar a ese punto, ahora tienen que aprender y mejorar, con todos los detalles y entender que es un juego pero al mismo tiempo es tu trabajo. Ya no se trata de practicar, se trata de trabajar porque hay muchos que dependen de ti. Cuando entras al vestidor te encontraras con hombres de 38 años, te encontraras con jóvenes de 21 años, tendrás que bregar con hombres con familias. Así que habrá bandazos, cambios de humor. Tienen que lidiar con esas dinámicas, tratar de encontrar tu camino y el cielo es el límite porque aunque fui reclutado en la segunda ronda, Jimmy Johnson dejo en libertad a un muchacho que había sido reclutado en la segunda ronda dos años anteriormente”.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access