On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Memorias del Draft: Moore y Stephenson

Posted Apr 10, 2014

Con el NFL Draft del 2014 a solo unas semanas, Dolphins.com/espanol está recordando el pasado con sus jugadores retirados de los Miami Dolphins favoritos, sobre sus experiencias relacionadas con el draft.




Hoy platicamos con el recibidor Nat Moore, seleccionado en la tercera ronda (No. 78 global) en 1974 proveniente de Florida y el centro Dwight Stephenson, seleccionado en la segunda ronda (No. 48 global) del NFL Draft de 1980 procedente de Alabama.

¿Qué recuerdas más de tu experiencia en el día del Draft?

Nat Moore: “Pensaba que sería un Cowboy. Me estuvo chaperoneando y entreteniendo un busca talentos (scout) de los Cowboys, para asegurar que yo no firmara con el World Football League antes del draft. Irónicamente, el único equipo con el cual no platiqué durante todo el proceso previo al draft, fue el que me escogió - los Dolphins en la tercera ronda”.

Dwight Stephenson: “Ser elegido fue algo que realmente nunca soñé y nunca pensé que fuera posible. ¿Qué si yo esperaba que ocurriera? Seguro. Pero ese día cuando recibí la llamada del Coach Don Shula, fue tan sólo uno de los momentos más distinguidos de mi carrera en el football. Cuando Coach Shula me llamó y me dijo que me iban a reclutar, fue un gran sentimiento, realmente. Tenía que pellizcarme. Estaba un poco sorprendido pero al mismo tiempo, realmente agradecido de venir aquí a jugar para Coach Shula y los Miami Dolphins. Algunas personas habían pronosticado que sería elegido en la primera ronda y algunos dijeron quizás más tarde. ¿Qué si me hubiera gustado ser elegido en la primera? Absolutamente. Pero sabía que no importaba dónde fuera elegido o incluso, si era como un agente libre, una vez que llegas al campo, vuelves a empezar todo de nuevo, borrón y cuenta nueva; y tienes que trabajar duro para quedarte en el equipo”.

¿Cómo celebraste ser reclutado?

Moore: “Estaba en Gainesville en mi apartamento porque todavía estaba estudiando. En aquel entonces, uno se podía quedar en el colegio y viajar para cumplir con el minicampamento y al terminar en junio, regresar al colegio a finales de julio. entrenamiento y regresar en julio, después de completar los mini entrenamientos en junio. No recuerdo hacer nada especial, excepto a botar al individuo de Dallas”.

Stephenson: “Calmadamente llamé a mi mamá y actué como si no fuera un asunto grande. La escuché y toda mi familia estaba brincando y gritando al fondo. Realmente ellos no anticipaban a dónde iba a irme pero quería compartir con mi familia la experiencia de ser reclutado y fue un gran sentimiento. Cuando tu madre o tu padre trabajan tan duro como ellos lo hicieron y poniéndome en una posición para intentar de salir de nuestra situación y hacer cosas buenas con mi vida, yo quería compartirlo con ellos”.

¿Qué hiciste personalmente en preparación para el draft para mejorar tu posición, referente a entrenamientos especiales, etc.?

Moore: “Nada. O sea, si yo podía jugar football entonces podía jugar football. Si uno no hubiese visto las cintas de video míos y luego opinar, ‘Caramba, pienso que puede jugar’, entonces no sé qué más yo pudiera haber hecho porque jugué contra la mejor competencia en la SEC, la Universidad de Miami y Florida State. No pienso que pudiera haberle enseñado algo diferente que ya no había enseñado en Florida. ¿Si ya pase por el colegio y probé que puedo jugar ahí, para que ir a todos esos campamentos, que iba a cambiar? No soy un proponente de eso. A veces pienso que debido a esto, algunos prospectos pasan las pruebas del Combine bien, algunos suben de posición en el tablero que realmente no son buenos jugadores y al final, los equipos son quemados por un truco”.

Stephenson: “Prácticamente yo entrené en el campus. No fui a ningún campo especial como hacen algunos de los muchachos hoy, lo cual creo que es algo bueno. En aquel entonces, no teníamos todas las cosas que ellos tienen ahora, los diferentes lugares para entrenar. Me quedé en el campus y entrené, me preparé y mantuve la esperanza de ser reclutado”.

¿Hubo algo de tus entrevistas con prospectivos entrenadores antes del draft que sobresalió?

Moore: “No, de verdad que no. Yo ni se lo que es una prueba Wonderlic. Me revisaron la salud y me platicaron acerca de que si yo fuera un recibidor o un running back porque yo había sido un running back y básicamente, eso fue todo”.

Stephenson: “Fui al combine, me entrevistaron, me realizaron esas pruebas psicológicas y probablemente pensaron, ‘No sé si éste es el muchacho correcto’. Recuerdo que ellos me hablaron y me pidieron ver fotografías para describir lo que había visto. Tan sólo traté de ser lo más honesto posible. Probablemente el proceso ahora es más detallado y más elaborado. Recuerdo algo abstracto que me captó la atención, pensé que había visto una rata intentando de acarrear por la cima de una montaña. Así que, quizás estaba intentando relacionar a alguien rasguñando y arañando con su camino por la cima. No eran varias entrevistas distintas con los diferentes equipos, sino una persona haciendo las preguntas y scouts de cada equipo presentes, escuchando”.

¿Cómo te sentías al saber que ibas a ser entrenado por Don Shula?

Moore: “Fue un sueño convertido a realidad saber que Don Shula iba a ser mi entrenador. Yo era un gran fanático de los Baltimore Colts antes de que Coach Shula llegara a Miami, por lo tanto, yo había seguido su carrera. Además, los Dolphins habían ganado los pasados dos Super Bowls, así que eso solo aumentó mi entusiasmo”.

Stephenson: “Ése fue un sentimiento asombroso porque uno había observado a Coach Shula en las bandas y luego a otros entrenadores. Para mí ellos eran más grandes que la vida y Coach Shula era el máximo profesional y el supremo entrenador. Luego, cuando él pensó que yo podía jugar en la National Football League, me dio un estímulo de confianza y me emocionó. Cuando llegué aquí, definitivamente estuve un poco intimidado por todo el proceso, pero tan sólo salí al terreno con la mentalidad de hacer lo mejor que yo podía”.

¿Qué consejos le ofrecerías a la clase de prospectos de este año?

Moore: “Lo primero es que tan pronto ellos puedan obtener el (playbook) la libreta de las jugadas, que entierren sus narices en él. Para esto han trabajado toda su vida, y la única manera que realmente podrán competir por un trabajo es saber lo que tienen que hacer. Una vez que sepan lo que tienen que hacer, te permite desatar tu habilidad atlética. Si no lo haces, estás pensando demasiado y si estás pensando, se acaba la jugada”.

Stephenson: “Que se den cuenta que las carreras son muy cortas y ellos son muy frágiles. Si no te preparas fuertemente y no tratas por el todo, pueden dejar pasar una gran oportunidad que tiene de frente. Es grandioso, una gran oportunidad, no sólo financieramente sino ser parte de la National Football League y salir al terreno para jugar un deporte de equipo. Es algo que ellos realmente, disfrutan. Tengo muchachos con los que he desarrollado relaciones y es un gran, gran club, es una bendición ser parte de él”.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access