On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Miami, A Romper La Tendencia Negativa

Posted Dec 29, 2012

Los Dolphins tienen una labor muy complicada para cerrar la temporada en casa de los Patriots donde intentan quedar en .500.


Han sido años muy difíciles para ser aficionado de los Dolphins. De hecho, son 11 temporadas con una sola aparición en playoffs, seis años con marca perdedora, incluyendo los últimos tres.

El compromiso este domingo para cerrar la campaña es complicadísimo al visitar a New England, lugar donde Miami ha ganado sólo tres veces desde la temporada 2000 que fue el primer año de Bill Belichick como entrenador en jefe de los Patriots.

Pero todos esos números no importan ahora, no hay razón por la cual la historia afecte a lo que pueda ocurrir este fin de semana. Lo esencial es lo que se logre a partir de este momento.

La temporada 2012 marca un nuevo comienzo para los Dolphins. Esto es evidente con nuevo Head Coach en Joe Philbin y con nuevo quarterback en Ryan Tannehill, teniendo el segundo roster más joven de la NFL y al menos cinco selecciones colegiales en las tres primeras rondas del Draft de abril próximo. Ahí está la ruta marcada y todo el potencial para regresar a ser una franquicia importante en la liga.

Pero por ahora, es momento para acabar la tendencia negativa de temporadas perdedoras. Es el principio de algo grande e importante en el Sur de Florida. Y la pregunta es: ¿por qué no empezar desde ahora ante uno de los equipos favoritos para ganar el Super Bowl?

El primer partido entre estas dos franquicias que se efectuó en Sun Life Stadium fue ese juego que rompió la tendencia de los Pats de anotar al menos 37 puntos y en el que por momentos se vieron vulnerables. Además que sabemos que Miami siempre se le indigesta a Belichick y a Tom Brady.

A pesar de ello, quizá los Dolphins no tuvieron muchas oportunidades reales de salir triunfadores de ese encuentro porque todavía les siguen faltando algunos jugadores que hagan las jugadas importantes a la ofensiva.

Tannehill tuvo un partido muy malo en cuanto a porcentaje de pases completos, tan sólo conectó el 44.8 por ciento, pero un punto importante fue que no entregó el balón ante el equipo que tiene mejor diferencial de balones perdidos y recuperados. De hecho, no ha sido interceptado en los últimos cuatro partidos y contra los Patriots fue el primero de esta racha.

De acuerdo con los horarios de los partidos dominicales, en los que NFL atrasó este duelo a las 4:25 de la tarde, pudiera darse el caso que los Patriots ya no tengan mucha motivación en este encuentro pensando en los playoffs, pero la realidad es que New England todavía tiene serias posibilidades de quedar sembrado en primero o en segundo de la Conferencia Americana, lo cual le daría la ventaja de descansar una semana en postemporada y por lo menos (de terminar segundo) de tener un partido en casa.

Miami está en un momento que tendrá el papel del equipo que puede arruinar la fiesta a los Patriots, pero más importante que pensar en el rival, la relevancia de este cotejo será terminar con registro de 8-8 y evitar otra temporada perdedora.

También servirá para darles más tiempo de juego a muchos jugadores de segundo o hasta de tercer equipo y tener suficiente material en video para valorar su situación a futuro.

La tarea es enorme, pero definitivamente, salir con un triunfo de Foxborough este domingo por la tarde sería alentador y daría mucho optimismo a lo que está por venir.