On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Observaciones desde la Cabina

Posted Dec 10, 2012

Los Dolphins dejaron pasar oportunidades contra los 49'ers.


Cameron Wake es un monstro. El defensive end terminó con 6 tackles, 3 sacks que resultaron en 13 yardas perdidas, 2 tackles para un perdida, 3 golpes al quarterback y un fumble provocado. Wake logró todo esto en 51 jugadas de las 57 (89%) que estuvo la defensiva de Miami en el juego. El veterano en su cuarta temporada, no solo fue un factor en el pass rush, ósea, atacando al quarterback, pero también lo vimos triunfar cuando le pidieron retroceder en cobertura en vez de su responsabilidad normal de atacar.  Después del touchdown de Ryan Tannehill a Anthony Fasano de 3 yardas, los 49’ers tenían la bola en su yarda 22 en 3er down y 5, tratando de evitar un 3 y fuera. Con 6:29 por jugar Miami necesitaba pararlos para recibir la bola otra vez y con tiempo para anotar. Colin Kaepernick disparó la bola al receptor, Michael Crabtree, en la yarda 25 y Cameron Wake enseguida lo derribó sin que Crabtree pudiese logar el primer down.  Con 14.0 sacks en la temporada, Wake está tercero en la Conferencia Americana y cuarto en la NFL en sacks y ha igualado su mejor rendimiento en ese departamento (14.0 sacks en el 2010) con tres partidos por jugar.

Errores mentales y costosos hunden a los Dolphins. Miami cometió cuatro errores en tres situaciones distintas que al final se sumaron para prevenir un triunfo. Primero, en el segundo quarter, Brandon Fields ejecutó un punt de 51 yardas que picó dentro de la diez y fue capturada por el linebacker en la cuarta yarda.  El linebacker cayó al suelo tras el salto para capturar la bola y al caer, continuó caminando, hasta que piso la línea del endzone. En el momento que su pie tocó la línea, por regla la bola que cargaba también entro a la zona, y en vez de darle la bola a los 49’ers en dentro de su propia quinta yarda, la recibieron en la 20 por el touchback. Luego, los próximos dos errores ocurrieron repetidamente. Fueron faltas (false starts) de los dos tackles ofensivos en el momento más inoportuno. Faltando 6:44 por jugar en el primer quarter, los Dolphins comenzaron una serie en su yarda 38 y marcharon 55 yardas hasta la siete de los 49’ers para un 1ro y gol. Jonathan Martin arrancó prematuramente, alejando la bola hasta la 12 y entonces Nate Garner hizo lo mismo, en la siguiente jugada, separándolos de la zona cinco yardas mas hasta la 17.  Finalmente, en el tercer quarter, después de un 3 y fuera, Marcus Thigpen dejó caer el punt de Andy Lee en la yarda 9, y los 49’ers recuperaron la bola. Dos jugadas más tarde, Frank Gore entro al endzone desde la 1ra yarda para darle ventaja de diez puntos a San Francisco, 13-3.

La defensa contra la corrida había sido elástica pero firme. Con la excepción del primer partido contra Arian Foster y los Houston Texans, donde la defensa Dolphin permitió dos touchdowns terrestres, solo habían permitido cinco en totalidad antes del desafío en San Francisco. En ocho de los 12 partidos del año, habían permitido cero touchdowns por el suelo. Frank Gore, Anthony Davis, y Colin Kaepernick anotaron por sus piernas contra la defensa número ocho contra la corrida, permitiendo 97.7 yardas por juego antes de ayer. Al fin del cabo, los 49´ers avanzaron para 155 yardas en 28 acarreos para un promedio norte de cinco yardas por avance.

Ataque aéreo, inexistente en la 2da mitad. Cuando Ryan Tannehill regresó al vestuario pequeño e incomodo de Candlestick Park después de la primera mitad, los Dolphins estaban debajo por tres puntos. El quarterback novato tenia un QB rating de 92.6, con 10 de 14 pases completos para 104 yardas. Cuando Tannehill regresó al vestuario del estadio anticuado, se tuvo que haber sentido aun mas incomodo, pues terminó el partido con los siguientes números, 17 de 33 pases completos para 150 yardas, un touchdown, y un QB rating de 74.1. Ósea, en la 2da mitad, Tannehill completo 7 de 19 para 53 yardas con un touchdown y un QB rating de 62.8. Los WR´s estuvieron capturaron solo 3 de 13 pases disparados a su dirección para 19 yardas en la 2da mitad, con Brian Hartline dejado en blanco en seis intentos. Marlon Moore dejó caer un touchdown cuando salto innecesariamente a capturar una bola larga de Tannehill que le dio en las manos y luego cayó al suelo junto con Moore.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access