Coming Up

Espanol

Print
RSS

Sims: Quiero Ser Como Gates o González

Posted Jun 20, 2013

El tight end elegido en la cuarta ronda del pasado draft, ha bajado mas de 20 libras desde el final de la temporada pasada.


Cuando Dion Sims fue reclutado por los Miami Dolphins en la cuarta ronda con la selección global número 106, algunos seguidores del equipo especularon que pudiera ser un proyecto para ocupar la posición de tackle derecho de la línea ofensiva, ya que estaba listado pesando 285 libras por la Universidad de Michigan State.

Sin embargo, cuando se presentó al Scouting Combine en Indianápolis, enseguida se notó una diferencia en Sims. El joven tight end que mide 6-4, bajó más de 20 libras. Cuando Sims subió a la báscula, registró 262 libras y lo ayudó a cronometrar 4.75 segundos en la carrera de 40 yardas.

“Lo principal es la velocidad”, dijo Sims. “Para jugar tight end, tienes que poder hacer ambas cosas, correr y bloquear. Tengo que enfocarme en todos aspectos de mi juego. Para mí, es vital correr buenas rutas, la velocidad y separación”.

Mientras tanto, los Dolphins, que ya habían contratado a Dustin Keller durante la agencia libre, se dieron cuenta del cambio en Sims.

“En el college, probablemente jugó un poco más pesado de lo que vimos aquí en la primavera y fue lo que nos interesó sobre él”, dijo Jeff Ireland, el Gerente General. “Bajó de peso mostrándonos un poco de disciplina y se movió muy bien por aquí en la primavera”.

Sims se movió bastante bien pesando 285 libras. Tan bueno que capturó 36 pases para 475 yardas y 2 touchdowns, estableciendo marcas personales en atrapadas y yardas y logrando la tercera mejor temporada en la Conferencia Big Ten en pases capturados por un tight end.

“La mayoría del tiempo estuve entre 275 y 280”, dijo Sims. “Los entrenadores querían que estuviera en ese rango, tal vez un poco más liviano. No obstante, no se molestaron mucho puesto que mi rendimiento fue efectivo, especialmente en el juego terrestre. Hice todo lo posible para ayudar a mi equipo”.

Aunque solamente capturó 11 pases en su primera temporada con los Spartans de Michigan State, Sims participó en todos los partidos ese año (13) siendo un verdadero freshman. Luego de ser designado como redshirt en se segundo año de elegibilidad, lo que significa que no estuvo en el roster activo por esa temporada, a Sims le quedaba un año más de elegibilidad. Sin embargo, aunque no fue fácil decidir salir temprano del football colegial, tampoco fue muy difícil.

“La motivación numero una que provocó que me marchara fue el nacimiento de mi hija”, comentó Sims. “Ella nació en noviembre. Para mi es importante poder proveer para mi familia y elevar mi talento al próximo nivel”.

Sims tiene el talento y el atletismo para logarlo y con su experiencia jugando baloncesto debería triunfar en la cancha de football ya que algunas habilidades del basketball, como capturar rebotes o el mover los pies con rapidez, les vendrán bien para capturar el ovoide en tráfico o en la zona roja.

“Bastante parejo”, apuntó Sims comparando su talento en los dos deportes. “Me destaqué en ambos. Football siempre fue mi deporte preferido. Pienso que todos no pueden jugar football, muy pocos selectos individuos solamente. Ser uno de los pocos es una bendición. Soy muy afortunado poder estar en esta situación y la estoy aprovechando”.

Y si logra alcanzar su meta personal, los Dolphins y sus fanáticos serán los más afortunados de todos.

“Quiero ser como Antonio Gates y Tony González, una combinación de tight ends que tienen experiencia jugando baloncesto o que son bastante atléticos. Sé que Antonio Gates nunca jugó un down en college, lo que te indica cuanta potencial uno puede tener con ese tipo de atletismo. Pienso que me comparo bastante a él. Solo quiero seguir en sus pasos y ser mejor que él”.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access