On Now
Coming Up

Espanol

Print
RSS

Ya Están Los Cimientos En Su Lugar

Posted Jan 23, 2013

Se dieron grandes pasos en 2012 en cuanto al rumbo y la identidad de los Dolphins.


A pesar de terminar con marca perdedora por cuarto año consecutivo, el análisis final de la temporada 2012 de los Miami Dolphins en términos generales fue muy positivo, especialmente en la cimentación, en apuntar a un rumbo claro y en encontrar la identidad.

Las respuestas están por llegar a partir del 2013. Las vamos ir descubriendo en cada etapa, desde la agencia libre, el draft, el campo de entrenamiento, la pretemporada y obviamente durante la temporada regular.

El siguiente paso es tener una marca ganadora, eso significa estar peleando un boleto a los playoffs desde la siguiente campaña. Si se pueden dar dos pasos en lugar de uno, mucho mejor. Nadie está en contra de regresar a postemporada de una vez.

Comienzo con la cimentación. Aquí tenemos obviamente una estructura muy bien marcada, desde lo más alto del equipo y me refiero desde la oficina del dueño, el señor Stephen Ross, pasando por el CEO Mike Dee, el Gerente General Jeff Ireland, el Head Coach Joe Philbin y todo el staff de coaches, liderado por los coordinadores, el ofensivo Mike Sherman y el defensivo Kevin Coyle.

Luego tenemos a Ryan Tannehill encabezando a los jugadores. Tannehill es el quarterback franquicia, el líder que todos siguen, el responsable de repartir el juego, el pasador que puede ganar juegos con su brazo en los últimos minutos, el que será juzgado para bien o para mal por la prensa especializada, el que cargará con las victorias o con las derrotas. En pocas palabras, la imagen del equipo.

En la NFL actual, no basta con tener un buen pasador en el roster. Miami ya cuenta con Matt Moore, un veterano capaz de dar la cara ante cualquier eventualidad.

Hay elementos como Reggie Bush, Davone Bess, Cameron Wake, Karlos Dansby, Paul Soliai, Randy Starks y Mike Pouncey, quienes están entre los mejores de la liga. Sabemos de lo que son capaces de hacer y lo que ofrecen todos los días, todos los partidos, todos los años. Son una garantía, son los principales protagonistas de los Dolphins, son los que encabezan este equipo.

No descarto a Jake Long, el eterno tackle izquierdo de Pro Bowl, capitán de este joven grupo. Estaremos muy pendientes de las negociaciones entre él e Ireland. Sería excelente verlo seguir su carrera con los Dolphins, ya que en estos momentos, no hay un mejor tackle izquierdo en la NFL, obviamente cuando está sano.

En 2012 brotaron talentos que habían estado apagados anteriormente. Brian Hartline fue una grata revelación, tuvo la mejor campaña de su carrera y da confianza de que no hay que buscar muy lejos para encontrar otro receptor confiable.

En la defensiva surgió Reshad Jones como el safety que se venía buscando desde hace varias temporadas. La secundaria parece ya contar con el líder que dirigirá a un grupo de muchachos talentosos durante los próximos años. Es muy pronto para hacer comparaciones, pero tiene toda la apariencia de Ed Reed o de Brian Dawkins. Es un jugador que siempre está cerca del balón, que se lo quita a los rivales, ya sea por intercepciones o por fumbles provocados o recuperados y es un buen tackleador.

Los jóvenes que mostraron algo durante la campaña y que seguramente darán un paso adelante en 2013 son muchos, prácticamente el resto del roster de los Dolphins. En la defensiva Olivier Vernon, Koa Misi, Jared Odrick, Jimmy Wilson y Nolan Carroll, mientras que en la ofensiva Jonathan Martin, John Jerry, Jorvorskie Lane y Lamar Miller. Muchos de ellos fueron novatos y la mayoría estará máximo en su tercera o cuarta temporadas, así que el proceso de maduración estará casi en su clímax en septiembre próximo.

Los equipos especiales pueden ser considerados de los mejores en la liga. El pateador de lugar Dan Carpenter no tuvo su mejor campaña y a pesar de ello, sus números fueron aceptables. El pateador de despeje Brandon Fields es el mejor de la NFL y todavía le falta desarrollarse. El centro largo John Denney se ganó un boleto al Pro Bowl. Y en las devoluciones de kickoff y de despeje, Marcus Thigpen mostró tener mucho talento.

En cuanto a resultados en 2012, ya he mencionado que se compitió al tú por tú con tres equipos considerados élite de la NFL, específicamente los partidos contra Houston, New England y San Francisco. También quedó una sensación de haber podido ganar el primer duelo ante los Jets y Buffalo, al igual que los duelos contra Indianapolis y Arizona. Hubo tres victorias sobre Seattle, Cincinnati y St. Louis que compensan un poco las cuatro derrotas anteriores, ya que dos de estos tres equipos calificaron a playoffs.

Fácilmente, en este mismo 2012, pudimos haber visto algo mucho mejor en Miami que un año de 7-9. Dos o tres jugadas grandes, de la ofensiva o de la defensiva, y tendríamos otra historia, quizá hasta una campaña de playoffs. Pero eso es mucha especulación.

¿Qué le falta a Miami? Unas cuantas piezas nada más. Se necesitan “playmakers” que hagan las jugadas grandes en ambos lados del balón, principalmente en el juego aéreo, esto es receptores y cornerbacks. La ofensiva necesita generar más yardas, primeros y 10 y touchdowns, mientras que la defensiva necesita recuperar más balones ya que el resto de su labor la hace muy bien.

Las palabras de Ireland esta semana son alentadoras. Dijo que esperemos mucha agresividad en las instancias que se necesitan para seguir construyendo el roster y dejar atrás la etapa de elegir lo que se podía por el tope salarial o por algunas negociaciones que no favorecieron mucho a los Dolphins.

Ya están los cimientos, ahora es tiempo de empezar a construir los siguientes niveles.

DOLPHINS ON FACEBOOK

Contests-Videos-Exclusive Access