Gran partido para los receptores grandes de los Dolphins

Los muchachos grandes se destacaron en el juego aéreo para los Dolphins contra los New York Jets.

_CRP8209

El quarterback Ryan Fitzpatrick pasó para 288 yardas, su mejor marca del año, en la victoria por 26 a 18 en el Hard Rock Stadium, y sus tres objetivos favoritos fueron el novato de 1.95 m. Preston Williams, el ala cerrada de 1.98 m., Mike Gesicki y el receptor de 1.90 m. DeVante Parker.

“Los muchachos del perímetro, son objetivos grandes, aguerridos, y hacen un gran trabajo”, dijo Fitzpatrick. “Son jugadores listos, así que eso va a continuar mejorando más y más, y también Mike apareció bastante, tuvo un buen partido hoy, hizo buenas jugadas. Ese es el tipo de juego que esperamos de él semana tras semana, y va a continuar haciendo su parte y mejorando, pero estamos avanzando y progresando en todas las áreas. Esos muchachos van a continuar dando lo mejor de sí, y con suerte podremos seguir mejorando”.

Gesicki estuvo al frente de los receptores de los Dolphins en recepciones (un récord personal de 6) y en yardas recibidas (95); Williams tuvo cinco recepciones para 72 yardas y dos touchdowns, y Parker tuvo cuatro recepciones para 57 yardas y un touchdown, el cuarto de su cuenta personal en los últimos cinco partidos.

El touchdown de Parker en el segundo cuarto le dio a los Dolphins una ventaja de 14 a 7, que ya no se revertiría. La anotación llegó poco después de que él soltara un pase.

“Nos lo tomamos una jugada a la vez”, expresó él. “Tuve un pase suelto. No me quedé pensando en eso, lo di por terminado. El siguiente pase fue la atrapada a una mano en la zona de anotación. Tienes que enfocarte en la siguiente jugada. Eso fue lo que hicimos”.

Williams se convirtió en el primer jugador de los Dolphins de la temporada con dos touchdowns en un partido, que representaron la segunda y tercera anotación de su temporada como novato.

Pero su jornada incluyó algo de dolor. Se retiró brevemente del juego en la segunda mitad tras sufrir una lesión en la muñeca, regresó al campo, y luego volvió a retirarse por el resto del partido con una lesión de rodilla.

Además de establecer récords personales en recepciones y yardas, Gesicki también tuvo la recepción más larga de su carrera: un pase de 34 yardas que preparó el camino para el segundo touchdown de Williams.

Su anterior recepción más larga había sido una de 30 yardas contra los Washington Redskins el 13 de octubre.

Gesicki tiene 15 recepciones en los últimos cuatro partidos, después de haber registrado solo 6 en los primeros cuatro juegos.

“Honestamente, creo que solo se trata de las oportunidades”, dijo Gesicki. “Pienso que debes seguir esforzándote hasta lo último y dedicándote cada día, sabiendo que cuando llegue la oportunidad debes aprovecharla al máximo. Por eso, al final le agradezco al cuerpo técnico y a ‘Fitz’ y todos los muchachos, que hicieron su trabajo para permitirme hacer el mío. Después de todo, conseguimos el triunfo y eso es lo mejor de todo esto, porque al final del día, nada importa si no salimos de aquí con la victoria. Así que esta semana estamos 1-0 y continuamos adelante. 

“Creo que los entrenadores (Chad) O’Shea, (Brian) Flores, y (George) Godsey, todos han hecho un gran trabajo en colocarnos a todos en un lugar donde podemos destacarnos. Hoy me tocó a mí en un par de jugadas, creo que DeVante tuvo un gran partido, Preston hizo un par de jugadas grandes. El show funciona con Fitz, y la línea ofensiva y los corredores dándole tiempo a Fitz. Son los 11, todos cumpliendo su papel, y eso les permite a todos hacer sus jugadas”.

Advertising