Un análisis en profundidad sobre el debut de Josh Rosen como quarterback titular de los Dolphins

El debut de Josh Rosen como quarterback titular de los Dolphins no se reflejó tan bien en las estadísticas como lo hizo en el trámite del partido.

PM2_6217

Rosen terminó pasando para 200 yardas sin touchdowns y sin intercepciones, pero los números podrían y deberían haber sido mucho más impactantes, si no fuera por un repertorio de pases sueltos.

Aunque no se registran los pases sueltos en las estadísticas oficiales de la NFL, no es descabellado estimar que los Dolphins tuvieron entre 4 y 6 de esos pases contra los Dallas Cowboys el domingo.

Y eso sin contar el pase que por muy poco no fue touchdown, atrapado por Preston Williams pero considerado como incompleto. Williams soltó el balón mientras caía en el fondo de la zona de anotación, ya que el esquinero de Dallas Chidobe Awuzie no quitó su mano del balón durante toda la jugada, y logró que el mismo se soltara.

Para Rosen, la conclusión final es que los Dolphins no ganaron, y que la ofensiva no logró llegar a la zona de anotación.

Él analizó su debut como titular únicamente pensando en el equipo.

“Creo que tuvimos un muy buen comienzo, y luego comenzamos a desinflarnos un poco”, dijo Rosen. “Algunas cosas buenas, algunas malas, diría que fue repartido”.

Rosen terminó el partido completando 18 de 39 pases para 200 yardas, sin touchdowns ni intercepciones.

Él estuvo muy preciso al comienzo, específicamente cuando lanzó un hermoso pase profundo para DeVante Parker, que se tradujo en una recepción de 40 yardas en la posesión inicial del partido.

“Creo que Josh hizo algunos lanzamientos buenos al comienzo”, dijo el entrenador en jefe Brian Flores. “Comenzó con el pase largo a DeVante. Esa es una buena defensiva. Creo que él resistió bien; se llevó algunos golpes, se paró en el bolsillo de protección y nos dio oportunidades en algunos lanzamientos, pero los pases sueltos no lo ayudaron. Eso nos hubiese ayudado como equipo. Simplemente no cumplimos, pero en general creo que él jugo bien”.

Para el entretiempo, Rosen ya había pasado para 156 yardas, y a ese ritmo estaba en camino de conseguir su primer partido de la NFL pasando para 300 yardas.

Pero las cosas empeoraron en el segundo tiempo para Rosen y los Dolphins, después de estar perdiendo por apenas 10-6 en el entretiempo.

“Se sintió muy bien”, dijo Rosen sobre el primer tiempo. “Pienso que teníamos a la defensa replegada sobre sí. Ellos tienen una muy buena presión al pasador. Comenzaron a agigantarse con el transcurso del partido, y creo que se puede decir que, en general, hicimos un buen trabajo en limitarlos al comienzo del encuentro. Creo que teníamos un muy buen plan de juego antes del partido. Solo hay que finalizar las series ofensivas. Creo que encadenamos un par (de series) buenas, pero tenemos que rematarlas, y nos detuvieron dos veces dentro de la 5, lo cual nunca es bueno”.

Los Dolphins terminaron 0 de 3 en la zona roja, limitándose a dos goles de campo y un balón suelto perdido.

Eso obviamente influyó mucho en el desenlace final.

Rosen terminó completando pases a 8 diferentes receptores, y Williams y Jakeem Grant lideraron las recepciones en el equipo, con cuatro atrapadas cada uno.

Advertising